jump to navigation

El Gran Espejo diciembre 1, 2009

Posted by wolfman17 in Cuentos y Poemas.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,
trackback

Estaba harto. Él se levantó de la cama, hacía frío, tenía sueño y no quería ir al trabajo. Siempre lo mismo. Estaba harto de ese lugar, de esa mujer que solo tomaba provecho de su esfuerzo, de esa vida que no le daba nada. Corrió las cortinas; la luz del sol naciente no le revelaba nada nuevo, nada que valiera la pena. Decidió que las cosas no podían ser de otra forma; estaba condenado al eterno cansancio, al hastio que su miserable situación le provocaba. Los grises días pasaron como si no avanzaran, como si fueran siempre el mismo. Uno de esos días, algo cambió en la constante rutina. Su esposa le pidió que la acompañara; y sumido en su inmutable letargo, la siguió, sin preocuparse demasiado de hacia donde sus pasos lo llevaban. Ella se detuvo, y dejó que él frenara poco después, más por un reflejo autómata que por sentido común. En ese instante él salió de su abstracción, para que sus ojos le revelaran la visión más hermosa que él jamás hubiera imaginado. El cielo azul era apenas escondido por suaves nubes blancas; los pájaros de variados colores cantaban, y los niños jugaban alegres en el parque. Era como una gran pantalla de televisión, que le mostraba lo que él, hace mucho tiempo, soñaba. Poniendo un poco más de atención, se dió cuenta de que en aquella pantalla, una hermosa mujer le observaba directamente a los ojos. Su mirada, tan cargada de sentimientos entre la nostalgia y la esperanza, estremeció el corazón de aquel hombre. Quizo abrazarla, sentirla. Pero al estirar su mano, sintió el frio contacto de una mano igual a la suya, de un hombre miserable frente a él. Miró atentamente al extraño. Se veía olvidado, desalineado, casi desequilibrado. Parecía querer decirle algo, pero permanecía quieto, silencioso. Una voz rompió el silencio. Esto es lo que somos; la felicidad no es solo un sueño, Solo debes reconocerla. Él dio la vuelta, y todo lo que vió en la pantalla ahora estaba en su mundo. Su esposa, aun más bella que su imagen en aquel enorme espejo, sonrió.

Contexto de producción: Martes 1º de Diciembre, noche anterior a la PSU de matemáticas e historia. No podía dormir.

Comentarios»

1. el benja - diciembre 15, 2009

eee…
lo unico que no conoce su reflejo, es el espejo
bueno aparte de mi … u.u
weon penoso
gratx por exuxarme…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: