jump to navigation

Nueva Vida septiembre 20, 2009

Posted by wolfman17 in Cuentos y Poemas, Reflexiones.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,
trackback

Los gritos de la vida misma se extienden con sus alas rojas hacia mi muerte. No ha de sentir dolor cuando llegue la hora de su vuelo, el ángel sabe para que fue creado. El es el ángel de la muerte, y no hay más triste oficio en este mundo ni en el otro. El ama a los humanos, y los guía por el camino a su final, mientras todos suplican por un minuto más de vida. Ellos solo entonces entienden que nada tuvo sentido, y que solo perdieron su pequeña fracción de tiempo en la tierra mientras corrían con ese infernal símbolo ($) en los ojos. Ellos clamaban por el éxito, ellos sufrían por tener. No tienen nada. Nadie sufre más que quienes piensan en ello, quienes no viven sin antes preguntarse a si mismos porque pasan las cosas. La vida es más fácil para quien no se pregunta el por qué está viviendo; es el deseo y la duda lo que trae el dolor a nuestras almas. Lo veo acercarse. Lo observo a los ojos. No pienso desviar la mirada, sé que sin importar lo que yo haga el debe cumplir su deber. El ángel de la muerte pensará que me compadezco a mi mismo; pero siento lástima por él, pues al menos yo encontraré descanso. Último hálito de mi espíritu. Veo pasar toda mi vida en este último segundo. Pero no en mis ojos, sino en los suyos.

Mi padre, gritando. Mi madre, llorando. Mi abuelo me lleva al jardín infantil. Mi prima se para enfrente del televisor, mientras los power rangers se suben a su robot gigante. Me piden que me coma toda la comida. No quiero. Vomito. Mi peluche favorito vuela por los aires a la casa del vecino. Mi hermana está enferma, una enfermedad producto de un rasguño de gato. La abrazan. Casa nueva, muy lejos de la higuera de mi infancia. Aun soy pequeño. Una abeja me pica mientras doy una prueba para el nuevo colegio. Otro colegio, ahora estoy en segundo básico. Es grande. Tengo un grupo de amigos, yo soy el líder. Tercero básico, soy el presidente de curso. Mi hermana mayor me encierra en el baño. Los años pasan, me vuelvo un niño manipulador, hipócrita, introvertido. Los demás se ríen. Yo me rió de mis amigos. Jorge, lo hecho de mi casa tras una pelea. Siempre lo hago. Me reúno con mi padre. El MIM está cerrado. Mi padre se va a otro país.

Tiempo. No existiría si no existiera movimiento; no existiría si no existieran los hombres que necesitan calcularlo todo.

Mi hermana se viste de negro. Tengo una amiga. Me gusta. Se lo digo. Ella nunca me responde. Tal vez no debería haberlo dicho. Primero medio, ya muchos de mis amigos se han ido. Nuevos amigos, una nueva oportunidad de cambiar. Me vuelvo más alegre, empiezo a ser yo mismo. Mi padre ha vuelto. Mi madre decide que nos cambiaremos de casa. 2 de septiembre. Lloro. No quiero perder todo esto. Finalmente logré cambiar, y valoraba la amistad que poco a poco había empezado a entender como una verdadera hermandad, más que como una sociedad útil para mis propósitos. Nuevo hogar, pero no es mi hogar. Lo odio. Lentamente la energía comienza a escaparse de mí. Pierdo la confianza. Pierdo todo.

Lo que algunos llaman depresión no es más que la más patética miseria, la mayor muestra de debilidad del ser humano. Estoy atrapado en mi propia debilidad. Nuevas personas. Nuevos amigos, nueva confianza. Demian. Dios queda de lado. La fe, la mentira que yo me contaba a mi mismo cuando me decía un creyente, no me ayudo en nada en los momentos más difíciles. Amor. Falta de comunicación, falta de confianza, todo se desmorona. Un sube y baja de emociones, a la vez que comienzo a comprender de que se trata todo esto. Último año de colegio. Separación de mi propia conciencia. Soy un ser completo, y entonces muero. Muero porque ya no me aguanto, porque ya no quiero vivir esta vida. Juego con los sentimientos de otras personas. Controlo todo. Me arrastro en busca de el cariño de alguien más. Me adoro por ser mejor, y me odio por adorarme como si eso estuviera bien. ¿Qué es lo bueno y lo malo? Es la única pregunta que no deseo plantearme ahora, pues es la única que jamás podré responderme.

Creo en Dios, aunque no creo que Dios crea en mí. El ángel de la muerte no pronuncia el verbo, el sustantivo, no regala palabras vacías a este mundo en el que sobran. Su mirada contiene mi vida. Y una vez que toda la luz de la existencia se consume, sus ojos se cierran.

Abro mis ojos. Renazco en mi mismo, soy un ser humano nuevamente. Pero tengo una nueva vida. Comenzaré de nuevo, pero esta vez, no cometeré el mismo error nuevamente. Esta vez sonreiré antes de preguntarme por qué estoy sonriendo. Amaré antes de preguntarme si soy amado. Estoy agradecido de la vida por la belleza que ofrece en nuestro corto paso por este mundo. En mi vida anterior, me esforzaba para construir un camino, de manera tal que el ángel de la muerte se sintiera orgulloso al recogerme. Esta vez, simplemente caminaré.

Are you hoping for a miracle??

Don’t wait to see your dreams come true;

Live them…

Cause the life is dream

And the dreams, just dreams.

Faith…

Don’t believe in God

Live in God

Cause there is no heaven

Besides the love in the hearts of the people.

Don’t seek for someone who loves you

Just love

And if you think that you have made a mistake

There is always a chance

To start again.

Tomorrow… you will be happy =D

Comentarios»

1. kitty - septiembre 20, 2009

woa….profundo…..muy profundo….

Sentiste todo eso???


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: